Categoría

CURSO DE PRÁCTICA SOBRE EL REGISTRO MERCANTIL Nº5.ORGANIZACIÓN DEL REGISTRO MERCANTIL: HORARIO Y LIBROS

El Registro Mercantil estará abierto al público, a los efectos de presentación de documentos, todos los días hábiles desde las nueve a las catorce horas y de dieciséis a dieciocho horas, salvo los sábados, que tendrá sólo horario de mañana (artículo 21 RRM).

 

No obstante, y dada la notable disminución de documentos que se presentan a inscripción o depósito en los Registros Mercantiles durante el mes de agosto, mediante Ordenes Ministeriales de Justicia se suele autorizar que, durante ese mes, el Registro sólo esté abierto al público los días hábiles, desde las nueve a las catorce horas, excepto los sábados, que permanecerá cerrado.

 

La Disposición final tercera del RRM de 1.996 autoriza al Ministerio de Justicia para modificar el horario de apertura al público de los Registros Mercantiles.

 

 

 

 

 

 

 

2º) ¿Qué libros se han de llevar obligatoriamente en el Registro Mercantil?

 

Sin perjuicio de los demás libros que el Registrador considere oportuno o que se establezcan por las disposiciones especiales, en el Registro Mercantil se llevarán necesariamente los siguientes libros (artículo 23 RRM):

 

a) Libros Diarios de presentación de inscripciones, de legalizaciones, de depósitos de cuentas y de nombramientos de expertos y auditores

 

b) Libro de inscripciones

 

c) Libro de legalizaciones

 

d) Libro de depósito de cuentas

 

e) Libro de nombramiento de expertos independientes y de auditores

 

f) Indices

 

g) Inventario

 

Los libros serán uniformes para todos los Registros, se numerarán cada uno de ellos por orden de antigüedad, formando el archivo del Registro, y se legalizarán conforme a lo dispuesto en el Reglamento Hipotecario (artículo 24 RRM).

 

Junto a los anteriores libros, el Decreto de 25 de mayo de 1.983 impone la llevanza en todos los Registros de la Propiedad y Mercantiles de un libro-registro de entrada destinado a recoger un breve asiento de todo documento, escrito, comunicación u oficio que se presente o reciba, es decir, se trate o no de documentos susceptibles de provocar asientos en los libros de inscripciones. Sus asientos carecen de transcendencia jurídica.

 

Además, el Registrador podrá llevar los libros o cuadernos auxiliares que estime convenientes para el ejercicio de su función. Entre ellos, cabe citar el establecido por la Instrucción de la DGRN 26 junio 1.996, que para facilitar el control de la legalización de libros y el depósito de cuentas de entidades no inscritas, señala que los Registradores llevarán un fichero informatizado de las mismas, sin perjuicio de los libros auxiliares que correspondan, pudiendo incluso abrir un libro de Depósitos con numeración especial.

 

 

 

 

 

 

 

Debe identificarse para enviar un comentario.

Curso de práctica registral sobre Registro Mercantil