Categoría

LAS INSCRIPCIONES DE LOS APROVECHAMIENTOS DE AGUAS EN CHILE

Desde 2005, es obligación informar al organismo público sobre las transacciones de derechos

Errores del Catastro Público de Aguas: Ni siquiera hay certeza de si entre los inscritos hay personas muertas

De acuerdo con el titular de la Dirección General de Aguas, Rodrigo Weisner, esto se produce porque algunas personas “olvidan” inscribir o actualizar sus derechos de agua.

A pesar de que desde la última modificación del Código de Aguas, en 2005, tanto los usuarios como los conservadores de bienes raíces tienen la obligación de informar a la DGA sobre la compra y venta de los derechos de aprovechamientos de agua, las irregularidades persisten.

Aún más, la autoridad se encarga de dejar entreabierta la posibilidad de que incluso pueda haber errores más graves. “En el catastro existen muchos derechos que estaban inscritos a nombre de una persona que después falleció, y la familia hizo la posesión efectiva de los bienes, pero se olvidó de los derechos de aprovechamiento de agua”, asegura Rodrigo Weisner, director de la DGA.

Los impulsores de la última reforma del Código aseguran que el procedimiento para inscribir los derechos de aprovechamiento es relativamente sencillo. “El derecho es un bien que tiene las mismas características que la propiedad privada; es decir, se inscribe en el registro de aguas del Conservador de Bienes Raíces y si es que los derechos son antiguos, hay mecanismos a través de tribunales para hacer la inscripción”, explica Humberto Peña, ex director de la DGA y uno de los impulsores de los últimos cambios al Código.

Los especialistas responsabilizan al organismo público por el poco incentivo y la falta de información para inscribir los derechos, pero en la DGA salen al paso de las críticas. “Hemos incentivado tanto a los usuarios, que sacamos una ley para esto. Aunque todavía falta por perfeccionar, lejos, el nuestro es el mejor sistema registral de derechos de propiedad de aguas que existe en el mundo, lejos”, asegura Weisner. Además, señala incentivo como la Ley de Fomento al Riego, que entrega subsidios sólo a los propietarios de derechos debidamente inscritos, en el conservador de bienes raíces y en la DGA.

 ¿Y el mercado?

 Además de tener imprecisiones, la información que hay es poca. En la DGA aseguran que “el catastro debe reflejar no más del 20% de los derechos que hay jurídicamente y eso porque todavía las transacciones de los derechos operan de manera informal”.

 Según los expertos, el más perjudicado con la falta de información es el mercado. “No se sabe cómo opera ni con cuánto opera. Esto, porque se han hecho pocos estudios para determinar el funcionamiento del mercado en el país, hay quienes dicen que ni el mercado ni las transacciones han funcionado y hay otros que dicen que sí”, asegura Óscar Cristi, doctor en economía de Recursos Naturales y profesor de la Universidad del Desarrollo.

 Otros coinciden con las dificultades del mercado. “Hoy existen problemas serios de información, por lo tanto hay dificultad de saber quién tiene qué derecho. Si alguien quiere entrar al mercado tiene que incurrir en costos de transacción que permitan averiguarlo”, señala Guillermo Donoso, economista agrario y de recursos naturales de la Universidad Católica.

 Los expertos dicen que la falta de información ha privilegiado las ventas “cara a cara” y ha generado precios con grandes variaciones.

“Hay una enorme dispersión de precios; un mismo derecho puede costar

$1 millón y otro $500 mil”, dice Cristi.

 Proyecto: Bolsa electrónica del agua

 Para facilitar las transacciones de los derechos de agua en el país surgió el Proyecto Corfo Innova “Desarrollo de un mercado electrónico para el agua en Chile”, a cargo de la Universidad del Desarrollo y de la Fundación AgroUC de la Universidad Católica.

  La iniciativa, en la que participan la DGA, la Bolsa de Productos de Chile, Andess y Sonami, pretende ser un punto de encuentro entre vendedores y compradores. “La idea es implementar un sistema común donde todos converjan, tipo bolsa electrónica”, explica Óscar Cristi, director del proyecto.

 ”No se sabe cómo opera ni con cuánto opera (el mercado). Esto, porque se han hecho pocos estudios para determinar su funcionamiento”, asegura Óscar Cristi.

 ”Aunque falta por perfeccionar, el nuestro es el mejor sistema registral de derechos de propiedad de aguas que existe en el mundo, lejos”.

 Rodrigo Weisner, director de la DGA

Debe identificarse para enviar un comentario.

Artículos Doctrinales