Categoría

SISTEMA REGISTRAL: EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD MUEBLE EN COSTA RICA.Por Oscar Rodriguez Sánchez

I – Aspectos introductorios

El registro tiene por finalidad proporcionar seguridad jurídica y dar agilidad en la transmisión y gravamen de bienes muebles e inmuebles . Se aprovecha la apariencia jurídica que brinda la institución registral para facilitar el tráfico mobiliario e inmobiliario.
Al respecto Figueiras Dacal expresa.
“Además es claro que el Derecho y la Economía regulan dos aspectos de la vida social íntimamente ligados, pues es evidente que el Comercio y la Industria para su progreso deben tener un alto grado de credibilidad y confianza en la justicia (reconocimiento de la propiedad privada, garantías jurídicas de créditos, cumplimiento de contratos, etc.), de ahí que la falta de un sistema de seguridad puede provocar el retraimiento del mercado financiero.”

Desde esta óptica el Registro Público de la Propiedad Mueble nos presenta una gran gama de operaciones regístrales que se llevan a cabo en él, tomando en consideración el auge, que ha adquirido en nuestra sociedad desde el punto de vista pecuniario, los bienes muebles y la gran movilidad a la que están sujetos en el tráfico mercantil.

II- Historia y Fundamento jurídico :

En Costa Rica, la fundamentación legal para el funcionamiento de los Registros Públicos esta plasmada en diversas normas, tomando como punto de partida el artículo 45 de la Constitución Política, el cual dispone:

“ La propiedad es inviolable, a nadie puede privarse de la suya sino es por interés público, legalmente comprobado previa indemnización conforme a la ley”

Para cumplir con el contenido de la norma constitucional se estableció en el Titulo VII del Código Civil, algunas disposiciones referentes al Registro Público de la Propiedad Inmueble y sus diferentes secciones, regulando aspectos relacionados con su organización y funcionamiento. Naciendo como el primer registro formal en la República de Costa Rica y que data de 1865.

Con respecto al Registro de Bienes Muebles su asidero legal se encuentra en el artículo 236 del Código de Comercio.
“ Artículo 236: Créase el Registro de Muebles con asiento en la ciudad de San José, que actuará conjuntamente con el Registro de Prendas”

No obstante lo anterior, los registros en nuestro país constituían una serie de oficinas disgregadas a lo largo de la ciudad capital, lo que dificultaba la agilidad en los trámites.

A- Registro Nacional

Ante éste inconveniente, en el año de 1975, se crea mediante la ley 5995 y sus reformas, el Registro Nacional, el cual aglutina bajo una estructura administrativa al Registro Público de la Propiedad Inmueble, el Registro de Personas Jurídicas, el Registro de Propiedad Industrial, el Registro Nacional de Derechos de Autor y Conexos , el Catastro Nacional y el Registro Público de la Propiedad Mueble, manteniendo dentro de ésta estructura; autonomía en lo que a materia sustantiva de cada registro se refiere, con un director a la cabeza de cada uno de ellos .

B- Registro Público de la Propiedad Mueble

Si bien como se indicó la existencia de un Registro de Bienes Muebles, fue contemplada por el legislador costarricense en el Código de Comercio de 1964, no es sino hasta el 20 de setiembre de 1993, que se unifican el Registro de Prendas y Vehículos Automotores por acuerdo N° 2236 de la Junta Administrativa del Registro Nacional., creándose con ello el Registro Público de la Propiedad Mueble

Posteriormente como parte de la consolidación del Registro de Muebles se ordenó el traslado del Registro Nacional de Buques al Registro Público de la Propiedad Mueble mediante el decreto 23178-J-Mopt-del 18 de abril de 1994, al cual se le asigna la función de ser un órgano publicitario de la constitución modificación, declaración o extinción de derechos reales sobre embarcaciones.

Actualmente se mantiene pendiente la incorporación del Registro Aeronáutico, el cual funciona como una dependencia del Consejo de Aviación Civil; así como la inscripción de bienes muebles en general, siempre y cuando los mismos cumplan con el principio de especialidad objetiva y puedan diferenciarse de otros bienes.
En resumen actualmente el Registro Público de la Propiedad Mueble, mantiene tres ejes de acción , sobre vehículos automotores, buques y prendas

El objetivo general es inscribir y dar publicidad a los documentos en que se constituyan, declaren o extingan derechos reales sobre bienes muebles inscribibles , especialmente los referidos a automotores, buques , aeronaves y maquinaria en general y otros afines, así como anotar al margen de su inscripción los documentos expedidos por las autoridades competentes como demandas, embargos, infracciones y demás providencias relativas a esos bienes e inscribir y dar publicidad a los gravámenes prendarios que los afecten

REGISTRO PUBLICO DE LA PROPIEDAD MUEBLE

Registrables actualmente

Pendientes de registración

III- Principios Regístrales

El estudio de los documentos por parte de los registradores se encuentra regido por una serie de principios regístrales.
Para ello, el registro de la propiedad mueble utiliza como paradigma, el registro inmobiliario e hizo suyos los principios regístrales que explican el contenido y función del registro, atendiendo la naturaleza particular de los bienes sujetos a registro

A- Seguridad Jurídica

El principio general de seguridad jurídica tiene una doble proyección, por un lado la seguridad del derecho y por otro la seguridad de su tráfico jurídico, al decir de Ramón Tamames, la seguridad jurídica permite que todo ciudadano tenga derecho a la constancia pública de sus situaciones concretas, entre otras a consolidar sus bienes en el Registro de la Propiedad

La optimización del bienestar económico tiene firme apoyo en la seguridad jurídica que proporciona la publicidad del Registro de la Propiedad, además debemos tener en consideración que la base de datos del Registro, es considerada en el artículo 13 de la Ley de Tránsito de la República de Costa Rica como la base de datos oficial del Estado.

La aportación del sistema registral, como institución, al avance en lo social y en lo económico, está en la progresiva modernización del servicio público de información jurídica, con apoyo en las nuevas tecnologías, que permite una publicidad completa de eficacia real de los derechos registrados y una mayor seguridad en la información trascendente para el tráfico jurídico, respondiendo a los nuevos retos que plantea la sociedad, como el auge económico de los bienes muebles

B- Principio de legalidad

El ordenamiento jurídico se encarga de establecer una serie de requisitos, limitaciones y condiciones que se deben cumplir en todos aquellos actos que impliquen la constitución, modificación reconocimiento o extinción de los derechos reales.

Este principio permite la registración de títulos válidos e impide el acceso de títulos viciados o imperfectos de tal manera que todos los títulos que cumplan con las formalidades legales prescritas, son inscribibles.

El principio de legalidad costarricense se encuentra estipulado en nuestra Carta Magna en el artículo 11 que dispone claramente
“Los funcionarios públicos son simples depositarios de la autoridad y no se pueden arrogarse facultades que la ley no les concede. Deben prestar juramento de observar y cumplir esta Constitución y las leyes. La acción para exigirles la responsabilidad penal de sus actos es pública”

Este principio brinda seguridad al usuario, permite igualdad para todos y da cabida al control de legalidad, además es retomado por el artículo 22 del reglamento de Organización del Registro Público de la Propiedad Mueble al establecer:

“Examen de documentos por parte del Registrador. Recibidos los documentos por el Registrador, procederá éste a su examen y verán que cumplan los requisitos legales, generales o especiales requeridos y que cumplan los principios sustantivos del ordenamiento jurídico y contengan los datos necesarios para la práctica del asiento respectivo. Si no se encontrare ningún defecto sustancial que lo impida, ordenará con su firma la inscripción”

Se debe considerar que para llevar a cabo esta labor el marco de calificación del Registrador se circunscribe a lo que resulte del título y en general de toda la información que conste en el Registro.

C- Principio de especialidad registral

Considerado un principio formal, exige la determinación de los bienes (especialidad objetiva) y la identificación debida de los titulares de los asientos de los muebles
registrados (especialidad subjetiva). Significa que las pretensiones registradas deben estar debidamente precisadas y caracterizadas en cuanto a sus titulares y las características, gravámenes y anotaciones correspondientes a cada mueble inscrito.

Este principio denominado también de especificación o de determinación obliga a concretar el bien, los sujetos y el derecho inscrito y se encuentra regulado en el Código Civil en su artículo 460, artículo 8 de la Ley de Tránsito y 39 del Reglamento de organización del Registro Público de la Propiedad Mueble
La Ley de Tránsito en el artículo 8 inc c, establece cuales elementos son considerados necesarios para una correcta individualización del bien, a saber la marca, estilo, modelo, color, número de motor, número de placa, clase de combustible y cilindraje.

Asimismo el control del número de serie deviene indispensable en la actualidad para evitar la registración de vehículos robados o internados al país ilícitamente.  

Este principio se encuentra íntimamente ligado con el principio de publicidad y la correcta información a la que deben acceder las personas que utilizan la información registral.D- Principio de Publicidad:

El deber de información que mueve al tercero en informarse y aun cuando por negligencia no lo haga, permite al ordenamiento jurídico garantizar los efectos del acto frente a este. De esta forma, la publicidad registral brinda un conocimiento absoluto, rápido y preciso del estado en que se encuentran los bienes y derechos inscritos en el Registro.

Entendemos la Publicidad Registral como el carácter público de los registros, es decir como acceso y consulta para el gran público, por medio del cual se establece la realidad de las situaciones jurídicas anotadas o asentadas en los Registros en el sentido que es verdad los escrito o anotado.

El Registro da a conocer la publicidad formal, por medio de las certificaciones que detallan toda la información posible, presente en la base de datos y que se puede acreditar como auténtica porque están firmadas por los funcionarios que ejercen la fe pública para ese efecto. El artículo 71 del Reglamento del Registro Público señala sobre este principio, lo siguiente:
“…El Registro Público dará fe de la información contenida en una certificación hasta el momento de su expedición. Las variaciones ocurridas con posterioridad a la hora de expedición no acarrea con responsabilidad alguna al Registro.”
El Registro es el órgano encargado de ofrecer la publicidad de aquellas situaciones jurídicas, registradas y la información brindada por los asientos regístrales, divulga una publicidad formal, que tiene por finalidad proteger aquellos terceros adquirentes de buena fe y asegurar el derecho inscrito y agilizar el tráfico de los bienes, mediante un sistema de divulgación. Es la manifestación por excelencia de toda la publicidad registral y se refieren a que los asientos regístrales son ciertos y exactos hasta que no se demuestre lo contrario. Es una presunción iuris tantum, que protege la apariencia jurídica e impone la credibilidad del Registro, mientras que no se demuestre una discordancia entre la realidad registral y la extra registral.

IV- Bienes Muebles Inscribibles

El artículo 237 del Código de Comercio de Costa Rica indica que bienes se encuentran sujetos a inscripción:

“Artículo 237: Se inscribirán en este Registro todos aquellos muebles no fungibles que puedan identificarse ya sea por su número, serie o marco u otras características que lo describan”
No obstante esta posibilidad de inscripción genérica de bienes muebles, siempre y cuando los mismos sean individualizables y diferenciables con respecto a los demás, siendo consecuentes con el principio de especialidad registral objetiva, no se cumple del todo en el Registro Público de la Propiedad Mueble.

Si bien es cierto en el Reglamento de Organización del Registro Público de la Propiedad Mueble, se establece cuales son los bienes inscribibles al indicar:

“Artículo 38 Bienes inscribibles. Son bienes muebles objeto de inscripción registral los siguientes.

a) Los vehículos automotores regulados en la Ley N° 7331 de 22 de abril de 1993, “ Ley de tránsito por Vías Públicas Terrestres”

b) Toda clase de aeronaves, buques u otros vehículos acuáticos.

c) Los bienes muebles no adheridos en forma fija y permanente a la tierra, construcción o un edificio, cuya registración sea autorizada. En caso de que un bien mueble haya sido dado en garantía real, fuere incorporado posteriormente a un inmueble, aquel no podrá ser objeto de la hipoteca constituida sobre esté último.

d) Todos aquellos otros bienes muebles no fungibles que puedan ser plenamente individualizados conforme a lo dispuesto en el artículo siguiente.”

La inscripción de los bienes muebles en general no es una realidad en el registro mobiliario de Costa Rica, pues si bien como se observa se encuentra contemplado en el código de Comercio y regulado en el Reglamento en su Capítulo Tercero, por una serie de problemas técnico, administrativos y jurídicos la posibilidad de registración se reduce a vehículos automotores, entre los que se pueden citar todos los automóviles destinados a circular en al vías públicas terrestres como los vehículos particulares, de carga, equipos especiales, motocicletas bicimotos e incluso bienes no autopropulsados como los remolques, semiremolques y remolques livianos.

En el caso de buques, se inscriben todos los artefactos flotantes con movilidad e incluso las motos acuáticas, siempre y cuando cumplan con el principio de especialidad.

El Reglamento de Organización del Registro Público de la Propiedad Mueble en el art. 60, al respecto expresa:
“Definición de Buque. Para efectos regístrales se considerará buque todo artefacto flotante capaz de transportar personas y cosas, destinada a navegar por el agua cualquiera que sea su clase o dimensión”

Actualmente existen cinco capitanías de puerto, a las cuales se adscriben los buques y que se utilizan como base para determinar clase de matrícula que debe asignar el registro:
L- Limón, P- Puntarenas, PG- Puerto Golfito, GPC- Guanacaste Playas del Coco y PQ- Puerto Quepos.

En nuestro país toda embarcación sujeta a inscripción debe inscribirse, en el Registro Público de la Propiedad Mueble, desde una de pequeñas dimensiones hasta los buques de grandes tonelajes, siempre y cuando sean individualizables conforme al principio de especialidad registral.

Con el fin de tener una idea del volumen de transacciones que involucran existen, me permito transcribir algunos elementos estadísticos interesantes:

En el segundo semestre del año 2005 existían 13458 buques registrados, de los cuales 10500 buques tienen una medida menor a 10 metros de eslora, 730 buques tienen una medida de entre 10.5 m y 15 metros y solo 362 buques superan los quince metros de eslora. Encontrándose pendiente de inscripción solamente 423 buques de diferentes medidas.

Con relación a las prendas se cumple con la inscripción de los contratos prendarios en los que se den en garantía los bienes muebles descritos en el artículo 533 del código de Comercio. En el entendido que los que se inscribe es el contrato prendario y no la garantía en sí.

Todo esta información se encuentra en soporte informático, pues el documento es devuelto al usuario, teniendo publicidad el extracto de la información que la institución considera
importante desde el punto de vista regsitral y complementado con la conservación de la imagen digitalizada o microfilmada del documento

Respecto de los otros bienes muebles el artículo 153 del reglamento contiene una serie de disposiciones transitorias que transcribimos en lo que interesa:

“ Artículo 153. Disposiciones transitorias. La inscripción de los bienes que a continuación se indican quedará sujeta a las siguientes condiciones:  

a) La inscripción de aeronaves y sus partes inscribibles seguirá siendo competencia del Registro Aeronáutico Costarricense adscrito a la Dirección General de Aviación Civil del Ministerio de Obras Públicas y Transportes, hasta tanto el Poder ejecutivo mediante el respectivo decreto ordene su traslado al Registro Público de la Propiedad Mueble y regule los requisitos de inscripción de los documentos relacionados.b) La inscripción de bienes muebles que no sean vehículos y buques y que reúnan las condiciones señaladas en el presente Reglamento, no se autorizará hasta tanto entre en funcionamiento el sistema de información que habilite la inscripción de estos bienes… ”

No obstante hasta el momento las condiciones estipuladas en las disposiciones transitorias, aún no se han cumplido, por lo que la inscripción de este tipo de bienes sigue siendo una tarea pendiente.

V- Tramite de Inscripción de Vehículos, Buques y Prendas
En total el Registro Público de la Propiedad Mueble tramita un promedio de 1200 documentos nuevos y 500 defectuosos al día, para un promedio semanal de 8500 transacciones.

El término inscripción, dentro del Sistema registral, consiste en el acto de escribir, títulos o resoluciones que contraen a hechos jurídicos y que en virtud de la ley deben registrarse, dicho de otro modo es la forma de inscribir con carácter permanente y definitivo los títulos en los cuales constan derechos sobre bienes muebles y los actos y contratos que a ellos se refieren.
Es decir, el concepto al que hacemos referencia no solo se circunscribe al de una inscripción constitutiva, la cual se denomina también matriculación o primera inscripción de dominio, pues los bienes nacen a la vida jurídica registral mediante este acto sino también a las demás modificaciones de las que son objeto este tipo de bienes, después de su matriculación.

A- Vehículos y Buques

Se define vehículo: cualquier vehículo mecánico, autopropulsado, diseñado para uso en carreteras. El término se utiliza en un sentido más restringido para referirse aun vehículo de ese tipo con cuatro ruedas y pensados para transportar menos de doce pasajeros. Los automotores de un mayor número de pasajeros se denominan, microbuses, busetas y autobuses, los dedicados a transportes de mercancías automotores de carga. Pero todos ellos son sujeto de registro e incluso los remolques.

Con relación a los buques, para efectos regístrales se considerará buque todo artefacto flotante capaz de transportar personas y cosas, destinada a navegar por el agua cualquiera que sea su clase o dimensión”

La definición anterior además de contemplar el concepto de flotabilidad exige otro requerimiento: el de la movilidad, desplazamiento o aptitud para navegar, con medios de propulsión que pueden ser propios del aparato que flota o ajenos al mismo, de tal forma que se alejan del concepto de buque los artefactos que no flotan y los que flotan pero que carecen de movilidad (como los diques y la boyas).

Esquema de trámite de un documento

II- Inscripción de Prenda

Se debe entender a la prenda como una garantía real constituida sobre un mueble para asegurar el cumplimiento de una obligación.

En ella se encuentran dos elementos objetivos fundamentales, como son un derecho de garantía real sobre un mueble y un precio o crédito concedido. Asimismo dentro de los elementos subjetivos un deudor o garante y un acreedor sin que sea necesaria la presencia del acreedor en el documento de constitución del crédito.

De acuerdo a la normativa costarricense, se debe constituir en escritura pública cuando el bien dado en garantía sea un vehículo, un buque o una aeronave.

En el caso de que se trate de otra garantía, se puede constituir en documentos privados o formulas oficiales destinados para ese fin debidamente autenticadas por el notario, su boleta de seguridad, no obstante por reglamento se exige que los mismos lleven una razón de fecha cierta, la cual debe ser consignada en papel de seguridad.

Además se deben considerar, que al permitir dar en garantía bienes no inscribibles, se funciona con un sistema de folio personal en donde se lleva un control u orden por personas, que este caso específico se refiere a un índice de deudores.
El cual no es muy confiable pues con la sola modificación del propietario sería difícil de detectar en la base de datos si el bien fue dado en garantía por otro deudor

Al dar en garantía ganado, si el mismo se encuentra registrado se debe indicar el Registro de mismo, además de la finca donde se encuentra.

Si se da en garantía una cosecha se debe indicar el año agrícola y la finca donde se encuentra, se permite solo los frutos correspondientes al año agrícola en que se celebra el contrato ( art. 532 C.Com.)

Si da en garantía, acciones, títulos valores, cédulas hipotecarias, o patentes se debe dar fe que los mismos fueron entregado al acreedor para que el mismo tenga valor legal. Que es lo que se denomina con desplazamiento de la posesión pues pasa a manos del acreedor.

Los requisitos generales de los contratos prendarios se encuentran regulados en el Capítulo VIII del Código de Comercio y Capítulo VII del Reglamento

Además, el registrador como parte del estudio de documento sujeto a inscripción si se da en garantía un vehículo, buque o moto acuática verificará que se encuentre libre de gravámenes judiciales relacionados con causas de tránsito (art.207 Ley de Transito)

Si la prenda contuviere como garantía cualquier otro bien no-sujeto de inscripción se debe realizar el estudio con base en el índice de deudores y en caso de que la persona aparezca con más prendas en calidad de deudor, revisar la descripción de los bienes que se guardan en los documentos microfilmados o digitalizados.

Esquema de inscripción de prendas

Bibliografía

Libros y Tesis.
Chico y Ortíz (, José María.Seguridad Jurídica y Revisión Crítica de los Principios Hipotecarios.Marcial Pous, Madrid 1994,
Figueiras Dacal Manuel, El sistema de protección jurídica por el Registro de la Propiedad, Dijusa 2001

García Barrantes Nora. La protección jurídica del tercero registral adquirente en la propiedad inmueble” Tesis para la Obtención del Grado de Licenciado Universidad Santa Lucía 2002
Lacruz Berdejo José Luis, Elementos de Derecho Civil III Bis.Derecho Inmobiliario Registral, Dikinson 2001
Herrera Cavero Victorino. Derecho registral y Notarial Raisol. S.A Lima 1987

Ortíz Rivas, Hernán Comentarios al Estatuto de Notariado Colombiano, Bogotá Colombia, 1984. Editorial Temis
Pérez Fernández del Castillo. Bernardo. Derecho Registral. Imprenta Aldina. México DF, 1991

Constitución, leyes y decretos
Ley sobre Inscripción de documentos en el Registro Público. Investigaciones Jurídicas S. A 2001.

Código Civil. Ley N° 63 del 28 de setiembre de 1887

Código de Comercio de 1853.Ley N° 104 de 06 de junio de 1853

Código de Comercio. Ley 3284 del 30 de abril de 1964

Ley de Transito por Vías públicas terrestres

Decreto 26883-j Reglamento de Organización del Registro Público de la Propiedad Mueble

Debe identificarse para enviar un comentario.

Sistemas Registrales